Renacer


Parece mentira…
 
Si echo la vista atrás hace un año, me encontraba inmersa dibujando bocetos en casa.
 
Reconozco que, desde pequeña, he soñado con movimientos, telas, costuras, olores… Los olores… siempre vuelvo a ellos porque me hacen retroceder a momentos clave de mi vida. Buenos y otros no tanto.
 
Muchas de las fragancias que adoro me acompañaron en escena… porque no sé si te lo he contado, pero tuve el gran privilegio de ser bailarina profesional.
Una de las pupilas del gran maestro Víctor Ullate, mi adorado Víctor, que tan cerca te tengo siempre. ¡Qué lujo más inmenso!
 
Son las fragancias las que marcaron momentos que hoy siguen inspirándome mucha fuerza, mucho impulso. Porque si algo me enseñó la danza es que mi carácter fuerte, mi creatividad y la artista que hay en mí, eran algo que debía compartir.
 
Te cuento esto para que animarte a compartir esa artista que todas llevamos dentro. Tú también.
No tengas miedo a sonreír y reír a carcajadas. Llora. Expresa…
Desde el respeto y la intención, ármate de valor para decirle a la vida que ya basta, que aquí estás de nuevo.
 
La niña volvió, y con ella la artista dispuesta a comenzar las veces que haga falta.
 
Y todo esto, con tan solo una gota de perfume…
 
Silvia madre.

Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados